Cómo imprimir en PLA

El filamento PLA es mayormente conocido por su facilidad de impresión, lo que le hace uno de los primeros materiales con los que  los consumidores empiezan a imprimir en 3d, incluso sin tener mucha idea. Además de esta gran cualidad del filamento PLA, se detallará a continuación el resto de características que posee:

  1. El rango de temperatura de impresión está entre (190-220)ºC. La temperatura a la cual se debe imprimir, debe estar entre las dos; aunque la temperatura óptima de impresión (depende de cada extrusor), suele estar entre (198-210)ºC.

  2. Presenta una resistencia mecánica baja, es decir, se trata de un material frágil a la vez que duro. Esto implica que, una vez impresa la pieza no es muy aconsejable realizar tratados mecánicos sobre ellas (taladros, lija,…). No obstante, se pueden realizar con sumo cuidado y sin aplicar demasiado esfuerzo sobre las mismas.

  3. En referencia a la temperatura, cualquier objeto o pieza impresa en PLA se vuelve endeble a temperaturas entorno a (60-70)ºC.

  4. Según sea la marca del filamento, este puede presentar un aspecto translúcido u opaco. El paso de la luz a través de la pieza se reduce cuando el grosor de la misma va aumentando.

  5. El filamento PLA translúcido posee un determinado brillo cuando la luz incide sobre el material.

  6. Menos contracción entre capas. Esto permitirá que no se produzca el efecto warping o que las capas intermedias-altas se agrieten por mala adhesión entre ellas ”todo lo contrario al ABS”.

  7. Más de un cambio de fase cuando este material se calienta, manteniendo un estado más líquido que otros materiales.

  8. Un olor más agradable y no tóxico, puesto que, como ya se ha mencionado anteriormente, el PLA se fabrica a partir de maíz. Esto lo hace ideal para impresiones en hogares y sobre todo en entorno frecuentados por muchas personas.

En este apartado, se mencionarán una serie de consejos y usos que le ayudarán a realizar impresiones de gran calidad; desde pequeñas piezas hasta piezas de gran envergadura:

  • Cuando la impresora 3d no esté imprimiendo, el extrusor no debe de estar mucho tiempo (5 min o más)  a temperatura de extrusión (190-220) ºC con el material dentro. En caso contrario, el material perdería sus propiedades plásticas, dando unos resultados de impresión poco satisfactorias. Además, en tiempos prolongados a dicha temperatura con la impresora 3d parada, puede provocar atasco del extrusor.

  • La impresora 3d en la que se vaya a imprimir el filamento PLA, no necesita cama caliente, puesto que, este material una vez fundido a su temperatura, se encuentra en estado más líquido que otros materiales. Esto implica menos contracción entre capas, y por lo tanto, no necesita un aporte extra de calor para conseguir una buena adherencia entre capas.

  • En el caso de poseer la impresora 3d cama caliente, es aconsejable que su cama se encuentre a temperaturas bajas (30-50) ºC, o incluso 70 ºC “piezas grandes”.

  • El área de impresión de la cama deberá contener alguna superficie donde se pueda imprimir y retirar la pieza impresa sin dificultad y sin dañar la cama. Las superficies más utilizadas y recomendadas en orden de preferencia son:

Con cama caliente

  • Cristal de 3 mm de grosor (usando adhesivos como Dimafix).

  • Cinta de carrocero.

  • Cinta Kapton.

Sin cama caliente caliente

  • Cristal de 3 mm de grosor (usando adhesivos como laca).

  • Cinta de carrocero.

  • Cinta Kapton.

 Piezas alargadas, finas y pequeñas

Cuando se trata de imprimir piezas de este tipo, alguna vez que otra, puedes encontrar determinadas partes irregulares de la pieza impresa o totalmente fundida. Existen soluciones para este problema:

Ventiladores de capa

Este tipo de elementos extras, se pueden conseguir por muy poco en el mercado libre para aquellas impresoras 3d (opensource). Aquellas que sean de código cerrado, se deberá consultar a la marca de su existencia.


La finalidad de los ventiladores de capa es aportar a la impresión un flujo de aire localizado en cada punto de la impresión que lo requiera. Esto permite acelerar el enfriamiento entre capas, reduciendo así el alto riesgo de irregularidades.

Copias de los modelos

  Otra opción más cotidiana es realizar varias copias del modelo a imprimir, dejando siempre una distancia entre los mismos, aumentando así el recorrido y el tiempo de enfriado de las capas de cada uno. Con esto se consigue reducir las irregularidades que pueden aparecer en la pieza.

Caducidad y conservación

Como cualquier otro filamento 3d, el PLA tiene una vida útil aproximada de 1 año, una vez que ha sido extraído de su envase al vacío. A continuación, se nombran una serie de consejos para mantener el filamento 3d en buen estado y poder alargar su vida de utilidad:

  • El primero y más aconsejable es volver a envasar al vacío el filamento con una envasadora cualquiera. Si se le añade un sobre de sílica gel, favorecería su conservación aún más, extrayendo la humedad que tenga.

  • Otro método, consiste en almacenarlo en algún entorno cerrado (caja, almacén,…), donde no ataque notablemente la humedad. Además, para mayor seguridad, deberá ir acompañado del sobre de sílica gel o cualquier otra sustancia absorbente de humedad.

10 vistas

©2020 por Fabrix 3D. Creada con Wix.com